miércoles, 23 de septiembre de 2009

Cuatro jueces de la Audiencia Nacional visitan las obras de la Sagrada Familia

Los magistrados evitan por dos veces saludar al cardenal de Barcelona que les esperaba a la puerta del templo

FRANCESC ARROYO - Barcelona - 23/09/2009

Cuatro jueces de la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional han visitado esta mañana las obras preparatorias para la construcción de un túnel ferroviario junto al templo de la Sagrada Familia en Barcelona. Los magistrados han efectuado la visita acompañados de técnicos de Adif y del patronato que dirige la construcción del templo.

En dos ocasiones han evitado saludar al cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, que los esperaba a la puerta del templo junto al presidente del patronato, el ex presidente del Parlamento catalán, Joan Rigol. Los jueces han visitado la obra para comprobar si presenta algún tipo de peligro para la obra de Antonio Gaudí o para las viviendas de los vecinos. En estos momentos, Adif construye unos pilones a modo de pantallas de protección para reforzar la seguridad de la Sagrada Familia.

El túnel, por el que deben circular los trenes de la línea de alta velocidad, se construirá con una tuneladora que está terminando de ser instalada en la zona de Sagrera. Tras las visita a las obras en las inmediaciones del templo, los jueces se han dirigido precisamente hacia esa zona para completar la información. Los ténicos les han informado que la mayoría de los pilones ya instalados no han experimentado movimiento, aunque alguno sí ha tenido un desplazamiento de unos 20 centímetros, por debajo incluso de lo esperado. Los técnicos tratan ahora de confirmar si el resto del terreno tendrá el mismo comportamiento.

La llegada de los jueces se ha producido en medio de una gran expectación ya que han llegado en dos autobuses y escoltados por furgonetas de los Mossos d'Esquadra, cuya misión era que los magistrados pudieran efectuar la visita a salvo del gentío que ser había congregado en la zona: medios de comunicación, fundamentalmente, pero también vecinos afines a la plataforma que se opone a la construcción del túnel. La visita a la zona de la Sagrada Familia se prolongó durante casi una hora, un poco antes del mediodía.

El cardenal Martínez Sistach ha comentado que se había quedado "casi con la mano tendida" a pocos metros por donde pasaron los jueces que declinaron entrar en el templo. El cardenal arzobispo ha añadido que respetaba "la plena independencia de los órganos judiciales".

El Ministerio de Fomento decidió el trazado definitivo del túnel de la alta velocidad que cruza Barcelona tras no pocas diferencias entre las diferentes administraciones (central, autonómica y local) cada una de las cuales tenía sus propias preferencias. El actual trazado cumple una condición: no pasa por debajo de ninguna vivienda, como recordaron anteayer el ministro de Fomento, José Blanco, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu. Blanco hizo una visita muy similar a la de los magistrados de la Audiencia, con la salvedad de que, una vez informado sobre las obras, sí entró en el templo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario