lunes, 5 de octubre de 2009

El competidor de Antoni Gaudí



texto: MARIA ROBIROSSA El Periodico 5 de Octubre 2009

Josep Puig i Cadafalch fue uno de los arquitectos que más éxito tuvo en tiempos en que el autor de La Sagrada Família deslumbraba con sus obras. Una buena parte de lo que construyó y, tal vez, lo más representativo, se puede ver en el Eixample. Esta es un recorrido por esos puntos, ordenados cronológicamente.


DIAGONAL, 373
Palau Baró de Quadras

(1906) Este palacio fue un encargo del barón Manuel de Quadras.
Como Jano, el dios del panteón romano, tiene dos caras; dos fachadas. En la fachada posterior, sobre la calle de Rosselló, se adorna con esgrafiados florales polícromos, y un balcón en la primera planta que se continúa en un frente vertical estilo Viena. Por la parte delantera, el frente de Diagonal, ofrece una amplia fachada profusamente trabajada con inspiración plateresca, lo que produce la sensación de estar mirando alguna iglesia de Lima o Guayaquil. En el interior, la escalera principal es el trabajo en piedra más notable de todo el edificio.

PASEO DE SANt JoAN, 108
Casa Macaya

(1901) La fachada de este edificio, donde predomina el color blanco, tiene esgrafiados ocre, originales de Joan Paradís. Su diseño general básico es austero. Sin embargo, la fachada registra remates y una pequeña tribuna de piedra labrada.
Como anécdota hay que señalar la figura de un ciclista que se aprecia en el capitel de la parte izquierda, propio del sentido del humor de los arquitectos. Ese ciclista recuerda que Josep Puig i Cadafalch estaba construyendo al mismo tiempo la Casa Amatller, y se desplazaba entre una y otra obra en bicicleta.
Su colaborador habitual, el forjador Manuel Ballarín, hizo su aporte en hierro.

Paseo de gràcia, 4
Casa Amatller

(1900) Este edificio es colindante con la Casa Batlló y la Casa Lleó Morera, haciendo los tres, por la evidente competencia entre arquitectos, que a esa se la llame la manzana de la discordia.
Fue alzada por encargo del chocolatero Antoni Amatller, y el arquitecto la planteó como un palacio gótico urbano, usando para el frente una escultura de Sant Jordi y un esgrafiado que se completa con delicadas cerámicas.
Su estilo es mestizo de gótico catalán y flamenco, visible en el frontón triangular en lo alto de la fachada. La circulación interna se resume en un patio central y una escalera que conecta las habitaciones.

PROVENÇA, 231
Casa Puig i Cadafalch

(1917) Esta fue la casa donde habitó y tuvo su despacho Puig i Cadafalch. Luego de años de abandono, una restauración le ha devuelto, al menos exteriormente, los rasgos originales.
Es en la puerta de acceso donde puede apreciarse el afecto que sentía el arquitecto catalán por la estética de lo medieval, ya que podría pertenecer a un castillo de cuentos.
De madera oscura, con clavos tachas dorados, y herrería también dorada, muestra grabada en la piedra del arco superior la fecha de construcción y, algo más arriba, esgrafiados con figuras alegóricas.

BUENOS AIRES, 56
Casa Company

(1911) Esta casa corresponde, según los analistas de la trayectoria de Jopep Puig i Cadafalch, a su periodo llamado blanco, donde prescinde de ciertas ornamentaciones para construir sintonizando con la nueva élite de la burguesía catalana, que forma sus fortunas con la actividad industrial, y se caracterizaba por ser práctica, escrupulosamente ordenada y moderadamente dada a lo ornamental.
De todas maneras no olvida la imaginación y el vuelo de la llamada época rosa, cuando era parte del de este arquitecto nacido en Mataró, la vivienda de la aristocracia local.

RAMBLA DE CATALUnyA, 126
Casa Serra

(1908) Construida en la etapa llamada blanca es, en muchos sentidos, un homenaje a un tiempo y a la Casa Gralla, de estilo renacentista, desaparecida en el siglo XIX. El escultor Eusebi Arnau realizó los medallones con los bustos de Cervantes, Fortuny y Wagner sobre los ventanales.
La casa nunca fue habitada por su propietario, y pasó de colegio de monjas a sede del Ministerio de Sanidad durante la guerra civil, para volver a ser colegio, pero con ampliaciones, hasta que fue dedicada a los usos de gobierno acogiendo en los años 80 la Diputació de Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada