miércoles, 10 de febrero de 2010

Rastros masónicos, cabalísticos y de Pitágoras en la obra de Gaudí

LA HISTORIA DE... LOS SÍMBOLOS EN LA SAGRADA FAMÍLIA Y EL PARC GÜELL


Las figuras dividen las opiniones pero están allí, invitando a dar rienda suelta a la imaginación

JUAN BERMÚDEZ
BARCELONA El Periodico
Para algunos estudiosos de la figura de Antoni Gaudí resulta inaceptable que pudiera ser otra cosa que el católico estrictamente practicante que fue en sus últimos años. Para otros se hace evidente en el uso reiterado de ciertos elementos ornamentales que el genial arquitecto mezclaba su cristianismo con la atracción por el chamanismo, con la Cábala, la masonería, o cultos pitagóricos.
Sería difícil que un intelectual inquieto como él hubiera permanecido al margen de las corrientes que agitaban su generación. Tal vez la única diferencia de fondo entre masonería e Iglesia, que podían no ser competidoras, era que la primera proclamaba ideas liberales, siendo mayoritariamente antimonárquica, en tanto la segunda apoyaba la monarquía como derecho divino.
¿Pudo ser que Antoni Gaudí disimulara su cristianismo liberal por deferencia a sus empleadores, pero no resistiera la tentación de dejar crípticos mensajes en su obra? Para la mirada oficial, todos los elementos simbólicos son originales del cristianismo o de las tradiciones catalanas; para los iconoclastas, las dudas son más que las certezas.
La misteriosa ‘X’
Una posibilidad es conocer algunos de los símbolos propios de la masonería y buscarlos en la Sagrada Família y en el Parc Güell. Por ejemplo, la X, presente en el pórtico del Nacimiento de la Sagrada Família, en la cruz que corona el Árbol de la Vida. Esta X se forma con dos triángulos equiláteros entrelazados, los mismos de la estrella de David, que serían la notación alquímica de los cuatro elementos básicos.
Otros símbolos, como el dragón, el Árbol Seco y el Árbol de la Vida, o las referencias a la piedra en sus tres grados: sin desbastar, desbastada en forma de cubo o terminada en pirámide, resumen de las tres categorías de las logias de albañiles medievales, parecen señalar su intención. A eso cabe agregar las cruces de seis direcciones, nacidas de la superposición de dos tau, la letra griega con que simbolizan el saludo de reconocimiento ritual los francmasones, los lagartos o salamandras que escapan o nacen del fuego, y también las amanitas muscaria –setas alucinógenas-- con que adorna más de una vez sus obras, parecen indicar que su catolicismo, al menos en su etapa de joven, convivía con otras varias experiencias.
......................................................................................
Estimado Juan Bermúdez
Te agradezco tu nota porque siempre es bueno que se hable de Gaudí para lo bueno o para lo malo, solo querría hacerte algunas presiciones que dejaran dudas en la teoría que promueves.
Antes ya otros especialistas como Eduardo Rojo o Josep Maria Carandell entre otros muchos lo han intentado sin mucho éxito por lo mismo que ocurre con tu nota , esta mal documentada.
cómo ejemplo te comunicare que el Árbol de la vida de la Sagrada Familia no fue hecho por Gaudí sino por el Arquitecto Enric Sugrañes continuador de la obra a la muerte de Gaudí.
Otro ejemplo y ultimo porque no quiero rebatir toda la nota, la amanitas muscaria del Park Güell se coloco en el tejado de la portería allá por el 1950 y no en época de Gaudí ya que la original de la que desconocemos el color se perdió durante la Guerra civil
Y por lo demás quedo a tu disposición por si quieres aclarar mas la religiosidad o no de Gaudí
Un cordial saludo
Luis Gueilburt

2 comentarios:

  1. Marc Vaquer Rodríguez (EPSEB)8 de abril de 2010, 16:26

    En lo que se refiere al posible cristianismo o masonería de Antoni Gaudí, creo que nunca se sabrá con certeza su proximidad hacia una u otra corriente religiosa, a no ser que se encuentren pruebas concluyentes, como por ejemplo algún escrito de Gaudí referente a este tema, cosa que encuentro realmente improbable.
    Cualquier persona que analice la obra de Gaudí, como de cualquier otro arquitecto que se salga de lo “habitual” estéticamente hablando, y utilice formas innovadoras, podría encontrar múltiples parecidos con distintas corrientes religiosas. Con esto vengo a referirme, que según la voluntad de la persona que estudie dicha simbología, Gaudí será Cristiano, Masónico, etc. No se puede demostrar algo mediante interpretaciones.

    Marc Vaquer Rodríguez
    Alumne de L’EPSEB; L'OBRA DE GAUDÍ: ANÀLISI I PROCESSOS

    ResponderEliminar
  2. Creo que en este mundo con algunas declaraciones apresuradas que tener cuidado. Vivimos en un mundo en el que no hay límites claramente definidos. Y esto es cierto en todos los aspectos. Y así es también en las obras de Gaudí. No es de extrañar: gaudi fue influenciado de muchas maneras: por naturaleza, por la religiosidad, porque no también de otras culturas. Pero porque tiene que ser un seguidor de esta cultura ahora mismo?Por ejemplo: Cuantas personas, en particular los niños, celebran haloween? Incluso en los países católicos en todo el mundo se celebra este festival originalmente celta! ¿Son los niños que se disfrazan para haloween seguidores de una antigua fe, mística celta? Probablemente no! Entonces, ¿porque Gaudí, cuyo espíritu está abierto a todos, ni siquiera se permite tomar elementos de otras culturas, y la usará para crear sus obras en total?

    Michael Haberl (EPSEB-UPC)

    ResponderEliminar