miércoles, 12 de mayo de 2010

Adif estudia si debe proteger la Pedrera de la excavación del AVE


Un reducido grupo de vecinos visita el túnel ya abierto bajo la calle de Mallorca


RAMON COMORERA
BARCELONA

El insólito edificio de la Sagrada Família es el punto más comprometido del recorrido de la tuneladora que abre la galería del AVE por el centro de Barcelona. Pero no el único. Otra joya modernista, en este caso además hecha toda ella por Antoni Gaudí, espera en pleno paseo de Gràcia al topo mecánico. La máquina ha excavado ya 252 metros bajo la calle de Mallorca, entre Biscaïa y Trinxant, y tras una parada técnica de 15 días cruzará la Meridiana en su ruta hacia Sants. El proyecto del AVE no incluye actuaciones especiales en la Pedrera, pero acaba de concluir una serie de nuevos sondeos geológicos a su alrededor. El gestor de infraestructuras Adif afirma que las catas han dado «resultados como los que ya se tenían». No obstante, se ha creado un grupo de trabajo con la Universitat Politècnica de Catalunya y la empresa de ingeniería Intemac para «evaluar si son necesarias obras adicionales o redundantes».
Los ingenieros de Adif insisten en que este proceder es habitual ya que a medida que avanzan las tuneladoras, «siempre se realizan nuevas acciones para comprobar constantemente el terreno y todo lo que se apoya en él». La singularidad constructiva de la Pedrera, su peso, sus materiales o las novedosas y atrevidas soluciones arquitectónicas que usó Gaudí, refuerzan la necesidad de esta evaluación continua.
No hay nada decidido, pero con la información y la experiencia acumuladas en los últimos meses en las obras en marcha, los técnicos estudian de nuevo este segundo punto caliente del túnel por si fuera necesario actuar bajo tierra. El grupo de trabajo de Adif, UPC e Intemac, según explican especialistas en obras subterráneas que trabajan en la ampliación del metro, tendrá sobre la mesa la posibilidad de consolidar el subsuelo con técnicas diversas de inyección de hormigón o creando algún tipo de estructura de pilotes.

LA SAGRADA FAMÍLIA / Junto a la Sagrada Família, la construcción de la gran pantalla subterránea de protección de 240 metros de largo y 41 de fondo está llegando a su fin. Se han hecho ya, en el lado montaña de Mallorca desde antes de Sardenya y hasta Marina, 85 de las 104 columnas de dos metros de diámetro que separarán el túnel de los cimientos de la fachada de la Glòria.
En los 43 días que la tuneladora ha estado funcionando desde el pasado 26 de marzo cuando inició su marcha, el suelo de Mallorca ni se ha movido, según los responsables de Adif. La previsión en el centro de la calle (a 10 metros de los edificios) era que el firme cediera 19 milímetros en la zona de Trinxant y 45 en la de Biscaïa. En realidad, las cifras han sido 0,3 y 0,2 milímetros, respectivamente, y sin ningún movimiento al nivel de las fachadas.
Esto fue parte de lo que explicó ayer en la Sagrera el director de la línea Rafael Rodríguez a unos pocos, apenas media docena, representantes de asociaciones de vecinos de la zona convocados por Adif y el ayuntamiento a una visita al túnel. El alcalde Jordi Hereu, acompañado por tres concejales de distrito y un teniente de alcalde, y el presidente de Adif, Antonio González, insistieron ante un auditorio de autoridades y periodistas, en «el compromiso de transparencia y seguridad». En la visita no estuvieron ni la oposición municipal, contraria al trazado, ni la plataforma AVE pel Litoral.

4 comentarios:

  1. Me parece tan extraña esta notícia, como si se nos ocultara algo.
    ¿Es que acaso no estan al 100% convencidos de la seguridad de este túnel, no sólo para con la Pedrera, sinó para con todos los edificios afectados?
    ¿Qué quieren decir con "las novedosas y atrevidas soluciones arquitectónicas que usó Gaudí"?
    ¿No se fían de la solidez de la Pedrera?

    ResponderEliminar
  2. Carme Carbó (UPC)15 de mayo de 2010, 22:20

    No es nada nueva la polémica que acompaña a las noticias que acompañan la obra del AVE. Es, de hecho, una constante. El trazado del mismo sigue suscitando dudas. Cuando ya es irreversible, todavía aparecen muestras de protesta en contra del mismo.

    Contestando a Fran, me gustaría decir que no creo que nadie dude de la seguridad del túnel. Política aparte, lo que está claro es que en esta gran construcción no se puede avanzar un milímetro sin haber realizado un gran estudio previamente. Tanto del terreno existente, como de la propia construcción de los edificios. Es el caso de su paso por la Sagrada Familia, cuya cimentación, al haber sido ejecutada en distintos períodos de tiempo, es diversa. Ha cambiado según la época: desde el asiento de arenas húmedas de Gaudí, pasando por los años 50 en los que el armado del hormigón estaba formado por vías de tren, hasta los micropilotajes ejecutados en la actualidad.

    Por otro lado, creo que el artículo cuando dice “las novedosas y atrevidas soluciones arquitectónicas que usó Gaudí” se refiere a lo avanzado que fue Gaudí en los métodos que utilizó en cada una de las obras que realizó. Puesto que hoy en día, todavía nos sorprendemos al descubrir la ligereza que posee en realidad una fachada como la de la pedrera, el cuidado sistema de drenaje que utilizó para el Park Güell o el complicado sistema estructural que se esconde en el Palacio Güell. Esto son solo tres ejemplos de esa arquitectura avanzada. Así pues, te respondo diciendo que no es que no se fíen, simplemente es que no se conocen del todo cómo funcionan las cargas de la Pedrera, lo cual la hace muy delicada.

    En relación al artículo, me ha parecido interesante que se cree un grupo de la Universidad Politécnica de Cataluña que realice estudios complementarios para comprobar si se necesita proteger alguna parte del trazado, porque lo que no me parece lógico es que se hagan obras de esta magnitud cuando, en realidad, no son necesarias.

    ResponderEliminar
  3. Es innegable que las construcciones ideadas por Gaudí contienen ese matiz que las convierte en excepcionales, ya que con menor repercusión de material aplicada en soluciones estructurales muy óptimas basadas en aspectos teóricos difíciles de encajar en su contemporaneidad, llegó a demostrar que eran acertadas.
    A parte de denominar “puntos calientes” ahí donde hay situadas obras construidas por Antoni Gaudí, me gustaría pensar que se han tomado el mismo margen de seguridad en aquellas obras arquitectónicas donde viven personas situadas encima del túnel. Según van informando los medios, las obras del túnel del AVE van avanzando con buenos pronósticos, dónde los valores que se han tomado son más bajos de los que se esperaban. Esperemos que una vez concluida la perforación total del túnel no se hayan originado problemas en las construcciones que coinciden con el paso del túnel.
    Opino igual que Fran respeto a que la noticia nos ofrece una información muy ambigua resaltando los aspectos de seguridad que se han ejecutado para la protección de las obras de Gaudí ante las edificaciones restantes. No creo que la diferencia sea porque no se fíen en la seguridad estructural de la Pedrera, creo que estas medidas se aplican por manifestar que las llevan a cabo protección y seguridad.
    Aunque si yo viviese en la Meridiana y durmiese cada día encima del paso del túnel y mi edificio no lo viera igual de reforzado como la Sagrada Familia o la Pedrera, si fuese necesario, me produciría un sentimiento contrario al que me pretenden ofrecer.

    Víctor Guillén Albert (EPSEB-UPC)

    ResponderEliminar
  4. Me parece irreprochable que hoy en día se toman las precauciones adecuadas para la construcción de túneles y demás, que conllevan sus determinados estudios geotécnicos sobre el terreno. Por un lado, quería responder a Víctor y decirle que, obviamente, se toman las mismas precauciones para un edificio emblemático que para uno donde viven personas, por lo que esta noticia me sugiere dos cosas: o que se quieren vender por todo lo que perdieron con el lío de la Sagrada Familia los constructores; o que la presión de los medios les ha empujado a tomar más medidas de cara a la galería para contentar a los sectores más críticos.

    Todo esto lo digo porque España es uno de los países Europeos que impone en sus reglamentos de construcción (CTE, etc.) unos coeficientes de Seguridad más elevados en todos los ámbitos, por lo que los cálculos siempre van sobredimensionados considerablemente a la realidad. Y creo que los técnicos ya lo saben. Por lo que al hacer el estado de cargas de la Pedrera, y aun sin saber exactamente su carga, haciendo un sondeo valorativo tirando al alza como ya habrán hecho, más luego aplicarle un coeficiente de seguridad muy elevado, resultará, de sobras, un estado de cargas correcto.

    ResponderEliminar