viernes, 14 de mayo de 2010

El Cabildo restaurará la cerámica con que Gaudí y Jujol decoraron la capilla Real de la Catedral



El revestimiento que ornamenta las paredes está sucio y en algún caso con desperfectos. La reforma se extenderá a la cátedra episcopal

M. ELENA VALLÉS. PALMA. Los colores de la cerámica con que Antoni Gaudí y Josep M. Jujol decoraron entre 1908 y 1909 el ábside de la capilla Real de la Catedral se pierden debajo de una capa de suciedad. Con el paso del tiempo, algunas de sus piezas presentan también fisuras y desperfectos. El cabildo prevé subsanar y limpiar esta zona de la Catedral que se integró en el plan general de restauración litúrgica desarrollada por Gaudí y promovida por el obispo Campins en 1904.
Así las cosas, el futuro proyecto de rehabilitación, elaborado por Xicaranda, será tratado en la próxima ponencia técnica del Consell.
Los trabajos de recuperación se centrarán en esta ocasión en la sede episcopal, el muro policromado del ábside de la capilla Real, en la inscripción de metal, en el panel cerámico y en las incisiones en la piedra.
La cátedra del obispo es un asiento de mármol que se apoya sobre dos leones, pintados en color dorado. Se limpiará toda el objeto y se eliminarán las manchas. También se tratarán los grafitos de los dos artistas que se encuentran en el respaldo de la sede.
La decoración cerámica que rodea la sede episcopal y que pasa por encima de la sillería del coro es vegetal, con estrellas, con la cruz de Santa Eulalia y otras figuras que aparecen a menudo en la decoración gaudiana. Abundan en el conjunto los reflejos dorados y los rojos y los verdes sobre blanco. Unas palmas o ramas de olivo enmarcan los escudos de los obispos de Mallorca, desde Ramón de Torrelles hasta Campins. Es una ornamentación de gran impacto que seguramente los dos artistas habían proyectado extender por las paredes de la capilla Real, tal y como puede intuirse de las letras y dibujos inacabados que salen de la parte central y de los costados de la pared lateral derecha.
Amén de eliminar la suciedad que empaña la belleza del conjunto, se intervendrá en la masa que ha sido empleada para sujetar el material a la pared porque en algunos tramos está en mal estado. Esta decoración ha sufrido intervenciones de diferentes épocas y con distinto tipo de material que seguramente tuvieron que llevarse a cabo para evitar desprendimientos. En algunas zonas se recuperará el pigmento dorado desprendido por el paso del tiempo y se rehabilitarán las fisuras que sufren algunas piezas cerámicas.
Esta intervención, que respetará las pátinas naturales, las artificiales históricas y los grafitos históricos, pretende frenar el deterioro progresivo del conjunto.

1 comentario:

  1. Cuando se habla y se trata de la ceramica en las obras de Gaudi se afronta siempre un argumento muy importante y delicado. Tenemos que considerar que cada piezas son como obras unicas en su genere y entonces estar mucho cuidado en el tratar estas cosas es un aspecto fundamental. Seguramente un trabajo de limpieza es mucho mas facil que un trabajo de sostituciòn, pensar solo a como fueran sostituidos las piezas originales de ceramica en el Park Guell.
    Pero de una manera o de otra, e mi opinion, tenemos que considerar una cosa que muchas vezes viene descuidada, o sea que la ceramica no es solo "decoraciòn" mas por opuesto hace parte integrante y fundamental de la obra misma y por esto tenemos que tratarla como tal.
    Soy seguro que este equipo ejecutarà esta reforma muy bien, por hacer resplandecer el magnifico trabajo que estas dos personas han hecho en pasado y que todavià hoy ce sorprende.

    DARIO PALUMERI (EPSEB-UPC)

    ResponderEliminar