miércoles, 21 de julio de 2010

Reus pierde la partida de bautismo de Gaudí por su traslado a TGN

Este documento y otros desde el siglo XVI se concentran en el Arxiu Històric Arxidiocesà para su digitalización


Diari de Tarragona, F.GRAS/J.MORALES | 20/07/2010

Más de 400 años de la historia de los reusenses recopilada en los archivos de las partidas de bautismo, matrimonios y defunciones se han trasladado al Arxiu Històric Arxidiocesà de Tarragona. Estos documentos históricos se encontraban en la Prioral de Sant Pere y abarcaban desde el siglo XVI hasta el 1936 y fueron de los pocos originales religiosos que se salvaron durante la Guerra Civil.

Según ha podido saber el Diari, el amplio número de documentos fueron trasladados la semana pasada y, entre ellos, se encuentran las partidas bautismales del General Prim, Antoni Gaudí o Marià Fortuny. Incluso figura la de La Pastoreta Isabel Besora. Más allá de estos documentos que testifican el nacimiento de los reusenses, los historiadores consultados coinciden en que representan un valor patrimonial e histórico para toda la ciudadanía de incalculable magnitud.

Juan Antonio Carricondo es uno de los que ha mostrado su malestar por esta pérdida. «Era una fuente de información muy consultada y sorprende que sea trasladada. El valor físico de estos documentos es irremplazable», asegura él mismo.

Y es que la intención de la Arxidiòcesis de Tarragona, propietaria de los documentos, es digitalizar todos los archivos para que puedan ser consultados de forma on line. Un proceso que llevan tiempo haciendo en distintos municipios de la demarcación. Además, los motivos esgrimidos se circunscriben en una reunificación de todos ellos aplicando mejores métodos de conservación.

Incomprensión

Éste argumento no sirve de excusa a los historiadores consultados ya que no entienden porque no se ha buscado una fórmula para mantenerlo con el máximo cuidado posible porque «una ciudad debe disponer de estos archivos por formar parte de su patrimonio e historia».

Además, también se preguntan qué ocurrirá durante el tiempo que se tarde en digitalizar los archivos que no podrán ser consultados de forma pública. En este sentido señalan el inconveniente que supondrá tener que desplazarse a Tarragona si se quiere consultar los originales, por eso piden que regresen a la ciudad cuando se hayan digitalizados. El conjunto de tomos estaban situados en el edifico Abadia, cercano al Centre de Lectura y en la calle que lleva el mismo nombre, y sólo ha quedado un 10 por ciento de todo el material. Desde allí comentan que los documentos históricos continuarán siendo de propiedad de la Parròquia de Sant Pere al igual que las copias digitalizadas que se podrán consultar en un futuro.

Las fuentes consultadas por este rotativo también explican que, a pesar de que los documentos ya se encuentran en Tarragona, el Ayuntamiento de Reus todavía no ha firmado el convenio con la propia Arxidiòcesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada