jueves, 16 de septiembre de 2010

La Sagrada Familia refuerza los controles del impacto del túnel del AVE

El patronato da por hecho que la tuneladora no se detendrá y pide a Adif más garantías de seguridad | Los aparatos también medirán los efectos que provocará la construcción del templo en el subsuelo

ÓSCAR MUÑOZ | Barcelona | 16/09/2010 |

Dos asuntos traen de cabeza estos días a los responsables de la Sagrada Família: la visita del Papa, que tendrá lugar el 7 de noviembre, y el paso de la tuneladora del AVE, Barcino, junto a la fachada de la Gloria, prevista para las próximas semanas. Mientras se pone a punto el interior del templo para que sea consagrado por Benedicto XVI –los trabajos están muy avanzados–, decenas de aparatos se están colocando y ajustando por todo el edificio, en especial en su parte frontal, para medir los efectos que pueda tener sobre su estructura la perforación del controvertido túnel.

Al amplio instrumental instalado por Adif –responsable de la obra ferroviaria– de acuerdo con la dirección del monumento, se van a añadir otros sistemas de control complementarios pactados por la Sagrada Família con los dos técnicos consultores de la Unesco que supervisan las obras y su impacto sobre el templo. Así las cosas, la catedral que ideó Antoni Gaudí va a ser el inmueble más vigilado de todos los que hay junto al trazado del AVE.

Los responsables de la Sagrada Família mantienen su acción judicial contra el trazado pero ya dan por hecho que Barcino pasará junto al templo antes de que la Audiencia Nacional dicte sentencia. Es cuestión de semanas, un mes como máximo. Desde el pasado 30 de agosto, la máquina permanece en el pozo de Mallorca/ Padilla, donde se le están practicando labores de mantenimiento programadas, básicamente para sustituir los dientes de corte que estén desgastados. "Hemos de adoptar el mejor sistema para afrontar esta situación y primar la seguridad", explica a La Vanguardia el presidente delegado de la Junta Constructora, Joan Rigol. Por ello, prosigue, "de acuerdo con lo dispuesto en el informe de la Unesco, nos hemos puesto en contacto con los técnicos de esta organización y hemos acordado con ellos reforzar los controles". Los ingenieros Wolfram Jäger y Rolf Katzembach, asesores de la comisión de expertos del patrimonio de la humanidad y también miembros del grupo de sabios designados por el Ministerio de Fomento para supervisar la ejecución del túnel del AVE, han recomendado que se instalen 16 nuevos aparatos para determinar si los desplazamientos que puedan producirse en la estructura del monumento cuando Barcino perfore junto a la fachada de la Gloria están dentro de los márgenes que ellos consideran de seguridad.

El patronato del templo sigue creyendo que lo ideal sería que el túnel no pasase bajo la calle Mallorca pero, tal como están las cosas, se da por satisfecho con esta vigilancia extra. Con todo, pide a Adif que concrete cómo actuará si se rebasan ciertos márgenes de seguridad. Los ingenieros de la Unesco han fijado tres niveles a considerar en el monumento: verde (correcto y por tanto, la perforación prosigue), amarillo (más precaución) y rojo (debe detenerse la obra). Para los desplazamientos verticales en la superficie, el nivel es verde si son entre cero y tres milímetros, el amarillo de tres a seis y el rojo de seis a nueve. Para los horizontales, el verde es de cero a dos milímetros y medio, el amarillo de dos y medio a cuatro y medio y el rojo entre cuatro milímetros y medio y diez, aunque la Sagrada Família ha pedido que este último tope se rebaje a seis.

Por otra parte –y este es un punto clave– los técnicos del templo plantean que el nivel amarillo sea más explícito. Carles Buxadé, uno de los arquitectos directores adjuntos de la junta constructora del monumento y catedrático de Estructuras de la Escuela de Arquitectura de Barcelona, sostiene que "de poco sirve tener todos los datos si luego no está claro cómose actuará en cada caso y creemos que lo más razonable para este nivel amarillo es una respuesta equilibrada, que no suponga parar la tuneladora pero tampoco quedarse en una mera indicación de tener más cuidado".

Los movimientos detectados en superficie en los edificios junto al kilómetro y medio de la calle Mallorca que ya se ha tunelado han sido mínimos, prácticamente imperceptibles, según Adif. No se han superado los tres milímetros y las medias han oscilado entre uno y dos, cuando los modelos teóricos daban hasta diez. Pero este comportamiento no es extrapolable a la Sagrada Família, sostiene Buxadé. "Las cargas que transmite el templo son mucho mayores –argumenta–, sólo la fachada de la Gloria pesará cuando esté acabada diez veces más que el bloque de viviendas que tiene en frente, en total 25.000 toneladas". En suma, que desplazamientos a priori pequeños pueden causar daños. Aunque, reconoce el catedrático, "si me preguntan si se caerá el templo, diría que no creo que caiga; pero los riesgos, aún siendo bajos, no lo son suficientemente". Y más aún cuando no hay precedentes de perforar un túnel junto a un edificio tan singular. A su juicio, el de la L5 del metro –bajo Provença– no es comparable porque es muy superficial y los cimientos del templo van más abajo. En cambio, prosigue Buxadé, el del AVE, irá a 40 metros de profundidad –más abajo de la cimentación– y muy cerca de su eje."La Sagrada Família –continúa – no es como las catedrales góticas que tienen contrafuertes y arbotantes, como pirámides, su forma es invertida y por su concepción arbórea es muy frágil".

El despliegue de medios de control en la Sagrada Família es impresionante. Adif ha instalado cuatro estaciones de topografía robotizada en la zona, dos de ellas dentro del templo y otras dos en otros edificios; 146 prismas de control, dentro del monumento y en sus fachadas; tres estaciones de monitorización para el control de vibraciones, distribuidas en el entorno; cinco secciones de auscultación integrada por 65 hitos de nivelación, 20 extensómetros, once micrómetros deslizantes, 17 inclinómetros, 15 células de presión en el terreno y 28 piezómetros; y, por último, nueve acelerómetros dentro del monumento para el control de las vibraciones.

Entre el nuevo instrumental propuesto por Jäger y Katzembach, hay un extensómetro que medirá si la junta estructural que separa la fachada de la Gloria de la nave crece; otro aparato similar que funciona con láser y que mide la distancia entre columnas en la entrada principal; dos inclinómetros en cada lado de la portada o dos niveles topográficos que indicarán si se producen asentamientos en el terreno y que tomará como referencias puntos lejanos (calles València o en Rosselló). También se recogerán las temperaturas para que no se produzcan lecturas no comparables de los movimientos.

Los dispositivos de control recién instalados no sólo servirán para evaluar los efectos de la perforación del AVE, también se utilizarán para hacer un seguimiento de la construcción de la Sagrada Família, especialmente de la fachada de la Gloria. En un futuro, debido al enorme peso que tendrá, esta enorme estructura podría provocar asentamientos en el terreno y dañar el túnel ferroviario. Los técnicos del templo lo saben. Pero, llegados a este punto Carles Buxadé pregunta: "¿Quién estaba antes, la Sagrada Família o el AVE?"

2 comentarios:

  1. Aunque el paso de este túnel tan cerca de los cimientos de la Sagrada Familia ha sido un despropósito desde el momento en que se planteó, la mediocridad de las obras de la inventada fachada de la Gloria es también preocupante. Gaudí nunca hubiera diseñado esos enormes paños de fachada interior completamente lisos y planos.
    Es el riesgo de jugar a ejercer de Gaudí sin serlo.

    ResponderEliminar
  2. RASERO LORENZO
    ESTUDIANTE ERASMUS
    EPSEB
    Yo estaba muy interesado en un tema tratado en clase : Casa Vicens, y como se conecta con otros temas. Creo que este edificio demuestra el enorme conocimiento de Gaudí para el Este, árabes, de de África y con qué eficacia se aplican esos conocimientos en su arquitectura. La primera obra de Antoni Gaudí, la Casa Vicens, que fue construido en Barcelona entre 1878 y 1880, y inspirado en un estilo morisco, jugó con mucha imaginación y originalidad, que no tienes exactamente modelos directo.
    Esta casa, situada inicialmente a las afueras de la ciudad, está marcada por una fuerte influencia árabe, especialmente la española-musulmana mudéjar, típico de la arquitectura desarrollada en España a partir de 1492, el año de la reconquista aragonesa.
    Gran parte de la decoración de la Casa Vicens debe mucho al arte islámico, el componente verticalistica y el uso de las torretas y las soluciones estructurales de estilo gótico, que también examinó con gran libertad creativa. Por último, los ritmos lineales que rodean la casa de predecir los movimientos típicos del art nouveau.
    Gaudí no copia la naturaleza, es imposible. Pero considera la forma en que crece, a medida que aumenta el agua y el fuego nació. Él se inspira en el sistema en el que la naturaleza crece y se autocostruisce. E fue verdaderamente único como el primer representante del art nouveau. Gaudí aprende de la cultura oriental y la mezcla Persia China y África. Es importante el concepto sintoísta del movimiento que celebra las alegrías en sus creaciones. Pensado como el diseño de las persianas de casa vicens. La importancia que se da al agua es esencial (fuente) y el feng Shui es bien conocida por Gaudí, el feng shui es un antiguo arte geomántica de china. Una arquitectura auxiliar, similar a la geomancia occidental. Tiene en cuenta los aspectos de la psique y la astrología y es interesante ver cómo Gaudí es muy familiarizado con este y como lo aplica.
    Por ejemplo, de acuerdo con el feng shui, una casa debe tener un dragón verde, al este, las plantas altas para proteger a este lado, un tigre blanco al oeste, una tortuga en el norte o una colina o una gran roca , y un fénix rojo en el sur. La parte norte de la casa se considera la parte que corresponde al agua.
    Cada dirección tiene una relación con un aspecto de la vida, familia, hijos, amigos, la carrera y la reputación, la ayuda de los padres, la riqueza.. es una religión originaria de Japón, el fruto de la unión de los japoneses cultos ancestrales animistas con influencias taoístas y budistas de China, la palabra sintoísmo viene del japonés, de origen Shinto, que significa literalmente "el camino de los dioses." La teología sintoísta es, de hecho, fundamental para la adoración de kami, la divinidad inmanente en el mundo y los elementos naturales. La ética se basa en los principios de la tradición sintoísta, la familia de la naturaleza y la limpieza; esta influencia es visible en el gran énfasis que se da al respeto a la vida y el universo natural.

    ResponderEliminar