lunes, 25 de octubre de 2010

El proyecto de la fachada de la Glòria se gestará en Australia

Melbourne investiga los únicos vestigios para crear una mole de 22.000 toneladas

Se hará un estudio sobre los 11 trozos de la maqueta original de Gaudí y cuatro fotos

Lunes, 25 de octubre del 2010
R. C.
BARCELONA

La fachada de la Glòria, donde Gaudí situó la entrada principal de la Sagrada Família con una escalinata por encima de la calle de Mallorca, será la última etapa en la construcción del templo. Un paso de gran impacto ciudadano pues implicará derribar edificios de dos manzanas situadas delante (hasta Aragó) para abrir el gran paseo ideado por el arquitecto modernista. El presidente del patronato, Joan Rigol, habla de entre 15 y 20 años para su finalización, una tarea que deja para «la siguiente generación» ya que «si está todo hecho lo tendrán demasiado fácil», dice con ironía. Sin embargo, el trabajo para definir inicialmente la construcción a partir de los pocos vestigios existentes ya ha empezado en las antípodas, en la universidad australiana de Melbourne.

Fragmentos de la maqueta original de la fachada de la Glòria. Francesc casals

Zona donde empiezan las cuatro torres de los evangelistas, el viernes. FRANCESC CASALS

El templo ha suscrito un convenio con el Instituto Real de Tecnología de Melbourne (RMTI en las siglas inglesas) para desarrollar modelos en tres dimensiones que serán el germen de los posteriores proyectos básico y ejecutivo de la fachada.

El trabajo lo dirigirá el profesor neozelandés Mark Cameron Burry, un arquitecto experto en la obra de Gaudí que colabora desde hace 30 años con el patronato, según explica Jordi Faulí, arquitecto director adjunto de las obras. Es sabido que Gaudí trabajaba con maquetas y en el mismo tajo, sin apenas planos. La reproducción a escala de las formas básicas que quería dar a la fachada de la Glòria fue destruida en 1936 al inicio de la guerra civil. Solo se han conservado 11 fragmentos, además de cuatro fotografías originales.

CREAR UN MODELO / Es en base a este material que se realizará un difícil y también aventurado trabajo de proyección hasta disponer de un modelo que permita redactar un proyecto básico. Las formas de este documento se compararán con el material original del genio modernista para conducir finalmente a la redacción del proyecto constructivo con el que se podrá iniciar la obra.

Este es el inusual proceso exclusivamente interno, sin visados de colegios profesionales ni validaciones de la Administración, que sigue la dirección facultativa de las obras del templo, un equipo que, como insiste Faulí, es en cambio plenamente profesional y está regulado.

Disponer de tan solo unos fragmentos de yeso para dar una forma precisa y con solvencia técnica a una mole de 80 metros de alto, 50 de ancho y 20 de profundidad (las dimensiones de las 16 trompetas o tubos de órgano hechos con hiperboloides que forman el frontal de la fachada) y con un peso total de 22.000 toneladas (5.500 por torre) puede parecer realmente poco. Sin embargo, el arquitecto director adjunto lo considera válido y recuerda que de la fachada de la Passió, allí donde se realizó la polémica intervención del escultor Josep Maria Subirachs, solo había un dibujo.

2 comentarios:

  1. Después de ver ayer en "Sense Ficció" en TV3 el reportaje sobre como se estaba trabajando en la Sagrada Familia creo que hay que tener fe en los especialistas que estan trabajando para llevar a cabo la fachada principal del templo basandose en estos fragmentos de maquetas que se comentan en esta publicación.
    Visto que no existe mucha documentación han aprendido a proceder así, recogiendo y reconstruyendo lo que queda del propio Gaudí y, entendiendo su pensamiento, su proyección, su manera de construcción, reproducir fielmente su obra.

    También quería manifestar mi curiosidad de que el Arquitecto Mark Burry sea neozelandés y estos procedimientos se vayan a realizar en Australia.
    Existe más interés por la Sagrada Familia en el otro extremo del planeta que en nuestra propia ciudad o país??

    ResponderEliminar
  2. Realizar una obra de este tamaño - 22 000 toneladas me parece bastante grande volumen del material, es por supuesto difícil aunque se trata de fachada y no de toda iglesia. Lo siento no se conservan muchos dibujos y 11 trozos de maqueta original no es mucho. Por eso el aprovechamiento del technológias modernas es imprescindible porque cuando creamos un tres dimensional modelo, es más fácil añadir algunos detalles cuál usaba Gaudí. En la technología moderna yo veo ventaja grandísima, porque permite nos jugar con las formas como lo hacía maestro. Sin embargo desde económico punto de vista es ventajoso cuando no tenemos que demoler esculptura de hormigón, pero solo borramos pocas lineas.

    Por otro lado he visto unos cuatro metros de pilares de esta fachada y no me gustan la manera como parecen. Como si los arquitectos olvidaron aprovechar dichos posibilidades. Cuando querría erigir por ejemplo aparcamiento, usaría exactamente los mismos pilares. Se trata de pilares circulares de hormigón armado sin ninguna idea. Espero que es solo un esqueleto donde se después añadirán detalles. Vamos a ver …

    ResponderEliminar