domingo, 10 de octubre de 2010

Gaudí, una gran catequesis en piedra

Cardenal Lluís Martínez Sistach

BARCELONA, sábado 9 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- Publicamos el mensaje que ha escrito el cardenal Lluís Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, en preparación de la consagración del templo de la Sagrada Familia en Barcelona, el 7 de noviembre, por Benedicto XVI.

Los que conocen la vida de Gaudí nos dicen que uno de sus libros de cabecera era el titulado El Año Litúrgico, del abad Dom Prosper Guéranger, libro que tuvo gran divulgación entre los estudiosos y los fieles a inicios del siglo XX en Cataluña.

Gaudí era un admirador de la liturgia cristiana y de su estética. Esto explica que proyectara el templo de la Sagrada Familia como una gran catequesis de la Iglesia, tal como ésta se expresa a lo largo del año litúrgico.

Si contemplamos el templo por fuera, con sus dieciocho campanarios y sus fachadas y muros, nos hallamos ante la realidad de la Iglesia: la torre más alta o campanario dedicado a Jesucristo; la rodean los cuatro evangelistas; en el ábside, como seno materno, la Virgen María; y los doce apóstoles, distribuidos en grupos de cuatro en cada una de las tres fachadas principales: Nacimiento, Pasión y Gloria.

Se ha dicho que una de las innovaciones geniales de Gaudí consistió en sacar el contenido de los retablos interiores, pasándolo al exterior, a las fachadas. Por eso cada una de ellas es como un gran retablo que ofrece al visitante o al fiel la contemplación de los misterios de la infancia, pasión y resurrección del Señor, su mensaje de vida en las bienaventuranzas y los sacramentos, la profesión de fe y la creación y la glorificación de la humanidad (fachada de la Gloria). La contemplación continúa en los muros y los ventanales, donde vemos las figuras de los santos y santas, decorados como frutos del Espíritu Santo. Y en los ventanales mayores se pueden contemplar los símbolos eucarísticos.

Si observamos el templo por dentro, que es el espacio de la celebración, también hallamos el misterio de la Iglesia. La construcción de la nave está inspirada en la visión del profeta Ezequiel -en el capítulo 47- y en la visión de la Jerusalén celestial, que se encuentra en el capítulo 22 del libro del Apocalipsis.

Cuando el visitante entre en la nave se hallará como ante un bosque de palmeras. Pero cada uno de estos árboles -las columnas- está dedicado a una Iglesia particular. Están así representadas todas las diócesis, tanto las de aquí como las del mundo entero. Gaudí pensó un templo de verdad católico y universal, por ello simbolizó en él los cinco continentes del mundo y tiene tanto sentido que sea el Papa quien presida su dedicación.

Por lo que se refiere a las columnas, podemos añadir que son un conjunto de cincuenta y dos. Son todos los domingos del año. Las que rodean el presbiterio están dedicadas al Adviento y a la Cuaresma; las cuatro del crucero, a la Navidad, Ramos, Pascua de Resurrección y Pentecostés; las del transepto, al tiempo pascual; y el espacio de las cinco naves a los domingos de todo el año.

Todo lo cual, aunque sea dicho en forma de sumario, justifica que podamos afirmar que la Sagrada Familia es un templo único en el mundo a causa de su simbología bíblica y litúrgica, y también por las innovaciones propiamente técnicas utilizadas en su construcción. Su simbología religiosa explica que un nuncio del Papa en España, monseñor Rangonesi, al visitar en el año 1915 el templo y escuchar las explicaciones de boca de Gaudí en persona, cuando acabaron la visita, le dijera entusiasmado: "¡Usted es el Dante de la arquitectura!"

3 comentarios:

  1. La Sagrada familia es un templo religioso enormemente bello y de referencia mundial, y cada retablo y rincón colorista tienen un sentido dado en las etapas del catolicismo, religión de Gaudí. EL colorismo que se refleja de sus cristales da vida y movimiento al templo, diferencia entre otros templos más oscuros y "apagados".

    Es por eso que creo que Gaudí se hubiera sentido muy orgulloso de la visita papal, supongo que para ello hubiese querido que se visitase cuando la obra ya estuviese completamente acabada, dase el caso del año 2026.

    No obstante y personalmente, no estoy de acuerdo con esta visita y la repercusión económica de gastos que supondrá, ni tampoco estoy nada de acuerdo, junto con mucha gente, con el paso del AVE a pocos metros del templo, pudiendose haber hecho por el litoral sin perjudicar los cimientos ni la estructura de la iglesia, pero que por motivos políticos o económicos no se hizo.

    ResponderEliminar
  2. RASERO LORENZO
    EPSEB
    ESTUDIANTE ERASMUS

    PALAU GUELL
    Es la segunda obra que hace Gaudí por su mecenate Eusebi Güell, que quería ampliar la residencia familiar situada en la Rambla. Palau Güel adopta una innovadora arquitectura, los materiales utilizados y las preciosas obras hechas por los artesanos de la época son extraordinarios.
    La decoración interior refleja el estilo de Gaudí y rapresenta la riqueza y originalidad del cliente, que en su culminación, pondrá muchas obras de arte, vitrales, muebles futuristas, pinturas antiguas y hierro forjado, todo en el típico estilo barroco.
    Esta es una obra importante porquè para Gaudì representa un importante lugar en el que para sus experimentos en la decoración estructural. Me parece genial cómo se las arregló para superar la falta de espacio y de la planificación del espacio en varios niveles. Como la sala principal para recibir a los invitados de la alta sociedad; el techo adornado alta tiene agujeros en los que, por la noche, las linternas fueron colocados con el fin de hacer que se vea como un cielo estrellado.
    Yo también estaba muy interesado en el fénix de hierro que mira hacia el sur. De acuerdo con el feng shui se coloca un fenix en el lado sur de la casa.
    Es una fenix de un gran tamaño. Su importancia radica en su existencia cíclica y la capacidad de renacer de sus cenizas, una vez que el ciclo de vida, asumiendo así el tamaño de la inmortalidad.
    Se puede ver una vez más la relación entre Gaudí con la cultura oriental. El contenido simbólico de la Phoenix fue construida sobre un largo período de tiempo a través de sus diferentes versiones y un número de variantes. Encontramos esta con diferentes nombres en diferentes culturas antiguas como el hebreo, el árabe y también aparece en la tradición popular en la India y China.

    ResponderEliminar
  3. RASERO LORENZO
    EPSEB
    ESTUDIANTE ERASMUS

    La intervención se basa no sólo en un rediseño de la fachada principal en el Passeig de Gracia, sino también a otros principios estructurales seguido por la ampliación de las piezas pre-existente del edificio. El resultado es sabido, después de casi tres años de trabajo, es el resultado de un tremendo esfuerzo de la imaginación de Antoni Gaudí, realzado por las citas de históricos y legendarios típicamente catalán, con el toque impecable artística de los artesanos que trabajaron en la decoración.
    En la Casa Batlló reconocemos los elementos del estilo de Gaudí, especialmente la decoración de la fachada de mosaico policromo.
    Antoni Gaudí se entera la parte teórica de Viollet-le-Duc y Ruskin, que utiliza el medievalista referencia a tientas por un modelo más profundo de revisión de los edificios y de la distribución de los elementos estructurales.
    La habilidad con que se aplicó la técnica de "trecandis" en mosaico de vidrio duro fragmentado y se tiñen de diferentes tamaños y formas da a la fachada un inusual y agradable reflexiones y recuerda a la luminiscencia de la superficie ondulante del mar. Es importante el amor por el trabajo manual y la voluntad de recuperar antiguas técnicas artesanales y tradicionales llegado al punto de utilizar todo lo que también fue rechazado, abandonado, desechado. Gaudí y Juljol hecho uso, en la composición de los mosaicos de trecandìs, incluso pedazos de tazas y platos, en una especie de anticipación de la invención del collage.

    ResponderEliminar