lunes, 27 de junio de 2011

Patrimonio | Redescubrir al genio catalán Astorga abre las puertas del Gaudí más oculto


  • El obispado habilitará salas y terrazas cerradas hasta ahora
  • Una casa anexa al Palacio será el nuevo centro de operaciones

Salas, escaleras, chapiteles, techumbres, terrazas. Todas las estancias del edificio que siempre estuvieron cerradas al público van a poder visitarse en poco tiempo.

Al menos esa es la idea que han puesto sobre la mesa desde el Obispado de Astorga, dueño del inmueble. Un proyecto ambicioso pero que podría dar una nueva imagen al palacio astorgano. Hasta ahora la obra de Gaudí estaba más enfocada, desde el punto de vista turístico, al contenido que al continente en sí. El Museo de los Caminos, donde se acogen diversas joyas artísticas de la diócesis, está emplazado dentro del palacio ocupando diversas salas. Pero hay muchas otras cerradas, que se pretenden abrir ahora para exponer parte de la colección que en estos momentos se guarda en los sótanos del inmueble, pero también para que la gente vea partes del edificio ocultas hasta la fecha. Pero la idea va mucho más allá.

El ecónomo de la diócesis, Ángel Lucio Vallejo, se mostraba hace unos días encantado e ilusionado con esta idea. «Queremos que la gente vea los entresijos del palacio, no solo la fachada o lo que aquí se expone», señalaba. Hay mucho que ver. El Gaudí más artista, el más arquitecto, el más puro, sale a relucir. Además de la apertura de diversas salas, el proyecto planteado incluye abrir dos tramos de escaleras, realizadas por el genio catalán para uso del servicio, que esconden ‘otro palacio’.

Vallejo apuntaba que se realizaría un ‘circuito turístico’ «para poder ver todo el complejo» pero de manera ordenada, es decir uno de los tramos de escaleras recuperados serviría para subir a las distintas plantas y el otro para bajar, comunicándose ambos en la parte alta del edificio. En este trayecto por las ‘tripas’ de la obra se accedería a salas, pero también a las entreplantas y numerosas terrazas que existen. Incluso se podría subir al tejado, donde se contempla toda la solución en madera en los bajo cubiertas, que el propio arquitecto catalán dibujó para poder realizar el tejado y sus famosos chapiteles cónicos, que culminan la obra. El foso sería otro de los nuevos puntos a visitar.

A pesar de que el plan Director del Palacio ya se encuentra redactado, el responsable diocesano no pudo señalar el periodo de tiempo que podría tardar en realizarse estas reformas para ‘reabrir’ el palacio en todo su esplendor. «Es necesario adecuar las estancias, reconducir las bajantes, ocultarlas, quitar las humedades», y sobre todo acondicionar y asegurar tanto las terrazas como los bajo cubierta para poder ser visitados con las máximas garantías. Además también se colocaría un pequeño ascensor «que intentaríamos que subiera lo más posible» para que las personas discapacitadas o con movilidad reducida también pudieran acceder al nuevo ‘circuito turístico’ de la obra gaudiana.

Con estas reformas desde el Obispado están convencidos de poder duplicar las visitas, que en estos momentos se encuentran en unas 50.000 al año. «Ofreceríamos la entrada normal para ver las estancias habituales donde se instala el Museo de los Caminos y después para el que quisiera habría un suplemento para subir a las nuevas salas, terrazas y tejado», apuntaba Vallejo. Así, el turista que quisiera realizar el recorrido completo tardaría prácticamente el doble de tiempo que ahora.

«El Palacio es mucho más grande de lo que parece, entramos, visitamos las distintas salas pero queda mucho por ver», eso es lo que se quiere ofrecer al turista. «Cuando el visitante salga del tour comprenderá muy bien el trabajo que Gaudí realizó aquí, desde cómo elaboró el artesonado de madera hasta la manera en que solucionó e integró las salidas de agua por la fachada». Es decir un completo estudio de su obra en Astorga.

De momento tampoco hay un estudio económico para saber cuanto dinero supondría esta reforma, aunque desde el Obispado no creen que la cantidad fuera demasiado desorbitada.

Nuevo centro de operaciones

El Obispado de Astorga tiene en mente dar un nuevo aire al Palacio Episcopal de Gaudí y su entorno. La idea es realizar un complejo turístico en dos partes que libere al edificio principal de cargas como la taquilla, la vivienda del guarda, el despacho del director, oficinas o biblioteca. Para eso la diócesis adquirió hace algunos meses una casa anexa al palacio, que ahora está reformando para poder incluir en ella todos estos servicios. La casa, también de aires modernistas, servirá de entrada al palacio, y como ya se ve en los grandes monumentos, tendrá todo lo necesario para presentar la obra de una forma impecable al visitante.

La constructora Cepedana de Astorga, y bajo la dirección de la arquitecta Virginia González, está realizando estos trabajos que estarán terminados en menos de dos meses. El presupuesto para esta reforma es de unos 100.000 euros, «aunque hasta que no esté acabada la obra realmente no sabremos cuánto nos cuesta», apuntaba el ecónomo Ángel Lucio Vallejo. Es destacable también que el Obispado asume el coste íntegro, no hay ningún tipo de subvención. La entrada al Palacio tal y como se conoce desaparecerá, accediéndose a partir de entonces por dicho edificio que consta de dos plantas.

En la primera de ellas se ubicará la recepción de visitas, con la taquilla e información, unos aseos y una gran tienda dedicada no solo al palacio sino a todo lo que es y significa Antonio Gaudí. Libros, láminas, fotografías, recuerdos y todo tipo de ‘merchandising’ podrá adquirirse «algo que no existe en estos momentos». Una vez comprada la entrada, el visitante accederá por otra puerta directamente a los jardines del palacio, sin tener que volver a la calle. La segunda planta se destinará al despacho del director del Museo de los Caminos (incluido en el Palacio), varias oficinas, una biblioteca y sala de archivos y también la vivienda del guarda, que en estos momentos se ubica dentro del propio palacio.

Todo con el objetivo de dotar al edificio principal del máximo espacio posible para ser visitado. Un entorno de más de 4.000 metros cuadrados dedicados al genio barcelonés y su obra en la capital maragata.

....................................................................................

Muy interesante esta noticia y muy agradable es el tener otra obra de Gaudí para estudiar.

Me pregunto si cuando el autor habla del tejado de Gaudí se refiere a algo que yo desconozco o al tejado realizado por el arquitecto Ricardo García Guereta

Luis Gueilburt

No hay comentarios:

Publicar un comentario