sábado, 21 de abril de 2012

Fray Angélico Aranda, Gaudí y la Capilla para Rancagua

Una interesante reunión sostuvieron los miembros de la Corporación que, desde hace varios años está luchando para lograr que se convierta en realidad el sueño de que Rancagua pueda tener la capilla cuyos planos donó a esta ciudad el famoso arquitecto español catalán Antonio Gaudí. Sería la única ciudad del mundo, fuera de España, que tendría el privilegio de contar con una obra del arquitecto de fama mundial.

Lo hemos comentado en numerosas ocasiones en las páginas de este diario. Recordemos, una vez más, que hace más de 80 años, Gaudí le envió una carta, de su puño y letra, a Fray Angélico Aranda, sacerdote del Convento de San Francisco de Rancagua, para reafirmar su ofrecimiento de donar los planos de una Capilla para que fuera construida en Rancagua.

Fray Angélico, que por un tiempo fue amigo y discípulo del arquitecto en Barcelona, le había escrito pidiéndole un bosquejo o una idea para la construcción de una Capilla. Pero Gaudí fue más allá y puso a su disposición los planos de la capilla que él pensó primeramente construir en la parte posterior de la grandiosa Catedral de Barcelona.

A comienzos del año 1955, conocí al Padre Angélico Aranda, que era un buen artista pintor, y le ayudé a montar una exposición de sus cuadros en el entonces “Museo de la Patria Vieja” en Rancagua. Tuve además el, honor de presentarlo en la inauguración, ante autoridades y numerosos invitados. Sigamos con los recuerdos: el doctor Nicolás Díaz, ex Alcalde de Rancagua y ex Senador por O’Higgins y Colchagua, tomó con gran entusiasmo la idea, interesando a varias personas y formando la que se ha llamado Corporación Gaudí.

Se pensó que esa Capilla podría construirse y estar lista en Rancagua, como una de las grandes obras del Bicentenario de la Independencia de Chile en el 2010.

Eso no pudo ocurrir. Pasó el 2010 y ya estamos en el 2012. La Corporación, acaba de renovar su Directorio, contando siempre con el impulso permanente y entusiasta del Dr. Nicolás Diaz y de varias otras personas e instituciones. Soñando todavía, ahora espero que la obra pueda estar lista para otra gran fecha histórica que se aproxima: el Bicentenario de la Batalla de Rancagua en el 2014. ¡Faltan solamente dos años!...

1 comentario:

  1. Hola. Solo un apunte: los planos que donó Gaudí eran de la capilla de la Asunción del Templo de la Sagrada Familia, no de la Catedral de Barcelona. Por lo demás, no sé hasta qué punto se podría considerar que esta obra es de Gaudí, al igual que ocurre con las nuevas construcciones de la Sagrada Familia. Saludos.

    ResponderEliminar