jueves, 17 de mayo de 2012

El párroco de la Colonia Güell asegura que los dibujos de Gaudí que iban a subasta son de la Iglesia

BARCELONA- Hoy se esperaba con expectación que Balclis subastara dos dibujos originales de Antoni Gaudí, diseños para una de sus obras más destacadas: la Colonia Güell. La expectación iba pareja al precio de salida, 250.000 euros. Pero finalmente nadie podrá pujar por ambas piezas. Hace dos semanas, los Mossos d’Esquadra retiraron los dos lotes de la casa de subastas barcelonesa para depositarlos en los almacenes del Museo Nacional de Arte de Cataluña (Mnac). La parroquia de la Colonia Güell denunció el pasado 4 de mayo ser el propietario legítimo de los originales.

Joan Rosell, el párroco del edificio gaudiniano, aseguró ayer a LA RAZÓN que si ha interpuesto la denuncia es porque los dos dibujos son de la propiedad de la parroquia que él regenta, añadiendo que «los bienes de la Iglesia no caducan nunca». Rosell apuntó que el conjunto diseñado por Gaudí, declarado en 2005 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ha sido víctima de «un continuo expolio. No se ha hecho nada para frenar la desaparición de piezas de su interior». También recordó que uno de los bancos que construyó Gaudí para la cripta de la Colonia Güell fue subastado el pasado diciembre en Sotheby’s de París.

El Estado clasificó los dibujos como inexportables. Fuentes de Balclis aseguraron ayer a LA RAZÓN que ya había peticiones de coleccionistas catalanes para pujar, además de recordar que pese a que las obras se habían expuestos en el Museo Picasso, el Reina Sofía o el MoMA, nunca se habían reclamado por parte de la Colonia Güell.

No hay comentarios:

Publicar un comentario