jueves, 3 de enero de 2013

Muere la última persona que conoció a Antonio Gaudí

Día 30/12/2012

La monja carmelita Montserrat Rius, que tenía 102 años, cuidó los asuntos domésticos del arquitecto cuando este residía en el Parque Güell

La monja carmelita Montserrat Rius, que cuidó de los asuntos domésticos del genial arquitecto Antoni Gaudí cuando éste residía en su casa del Parque Güell de Barcelona, y último testigo que le conoció, ha fallecido en esta ciudad a la edad de 102 años.
La madre María, sobrina de la carmelita fallecida y también monja, ha explicado a Efe que la hermana Montserrat Rius Camps murió el pasado día 15 de este mes en el convento de la comunidad carmelita de Sant Josep del barrio barcelonés de Horta.
Desde 1924, cuando tenía 14 años, Montserrat Rius y su hermana María, siete años mayor y también monja carmelita, estuvieron al servicio de Gaudí hasta su muerte en 1926, así como de su sobrina, que falleció muy joven a causa de la tuberculosis.
La relación entre el arquitecto de la Sagrada Familia y las carmelitas se estableció gracias a la indicación del mecenas de Gaudí, Eusebi Güell, que confiaba en esta orden religiosa para cuidar a los obreros y sus familiares enfermos de la Colonia Güell.
Las hermanas cuidaron de Antoni Gaudí y de su casa hasta que el arquitecto falleció atropellado por un tranvía el año 1926.
La monja carmelita (1910-2012) era, hasta ahora, el único testigo vivo de Antonio Gaudí, y era depositaria de unas vivencias que se plasmaron en un pequeño libro de unas veinte páginas titulado «Recordant Gaudí» (Editorial Claret), de la escritora Marta Masdeu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario