jueves, 14 de marzo de 2013

Más Casas y más Gaudí

El Museu del Modernisme amplia su colección permanente con 30 piezas

Miércoles, 13 de marzo del 2013  El Periodico
NATÀLIA FARRÉBARCELONA


Lo que no pudo la guerra civil, lo consiguió la especulación inmobiliaria de las décadas posteriores. Dos de las joyas de la arquitectura modernista que no sucumbieron bajo las bombas desaparecieron por efecto de la piqueta en la década de los 60. Son la Casa Trinxet y La Miranda; la primera erigida en Barcelona por Puig i Cadafalch, y la segunda, en Llinars del Vallès por Antoni Gaudí y su colaborador Francesc Berenguer. Del exterior de ambas construcciones nada ha quedado más allá de la nostalgia y algunas fotos de la época; de su decoración interior se conservan pocas piezas, algunas de ellas en el Museu del Modernisme Català (Mmcat), que, como cada año por estas fechas, renueva su colección permanente.

En el centro de la imagen, la escultura 'Ànima blanca', de Enric Clarasó, una de las nuevas adquisiciones del museo.
En el centro de la imagen, la escultura 'Ànima blanca', de Enric Clarasó, una de las nuevas adquisiciones del museo. JOAN PUIG

 Un trozo de la malla que diseñó Gaudí y rodeaba la finca La Miranda. JOAN PUIG




























Desde ayer, una malla de hierro forjado que simula una red de pesca recibe al visitante en el centro. Se trata de un trozo de la verja que rodeaba La Miranda, la torre-mirador circular coronada por una vistosa cúpula de trencadís que Damià Mateu, fundador de la Hispano-Suiza, hizo levantar para disfrute de su esposa. Es uno de los pocos elementos de la finca que se conservan, del resto nada se sabe, a excepción de la puerta principal, actualmente situada en uno de los accesos laterales del parque Güell.
Cerca de la pieza de Gaudí -que comparte espacio con otros trabajos del autor de la Sagrada Família, como una cruz de madera de la Casa Batlló- lucen una arqueta y dos mesas auxiliares firmadas por Puig i Cadafalch que formaron parte de la Casa Trinxet, cuyo mobiliario logró conservarse y del que el Mmcat exhibe más piezas, entre ellas, un inmenso vitral de Joaquim Mir. Los trabajos de Gaudí y de Puig i Cadafalch son parte de las 30 adquisiciones que el museo ha realizado en el 2012, pero no las únicas. El tercer protagonista del centro es Ramon Casas.
-con permiso de Enric Clarasó, cuya escultura Ànima blanca es otra de las novedades-
CATÁLOGO RAZONADO DE DIBUJOS / La ascendencia de Casas en la colección no solo es visible por las piezas expuestas (cuatro óleos y cuatro dibujos recientemente adquiridos, dos de ellos inéditos) sino que también se percibe en las actividades que impulsa, la más importante de las cuales es el catálogo razonado de los dibujos del pintor que el centro lleva a cabo con Isabel Coll, autora del catálogo de pintura, y que aspiran a publicar en el 2016, «en el centenario del nacimiento del artista», explica Gabriel Pinós, responsable del museo.
Pero hay más, como «el ejercicio de virtuosismo», apunta Pinós, que Joan Busquets ejecutó en una arqueta con marquetería realizada a partir de 10 tipos de madera, o las tallas sobre metal de los Masriera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario