viernes, 12 de abril de 2013

La Seu retira la réplica del tornavoz diseñado por Gaudí

La pieza recreada por el arquitecto Elías Torres debía haberse desmontado hace dos años y medio 

Diario de Mallorca 

 

 

12.04.2013 | 01:14

Unos operarios se encargaron ayer de desmontar la réplica del tornavoz de Gaudí de ochos metros.
Dos años y medio después de que expirara el permiso de exposición, la réplica del tornavoz de Gaudí sale de la Seu. La Catedral dio ayer su último adiós a la pieza creada por el arquitecto ibicenco Elías Torres en un desmontaje, que llega con motivo de la restauración de los dos púlpitos.
En febrero de 2010, la réplica fue instalada en la columna del trono del Evangelio. En teoría, era una "exposición temporal" promovida por la conselleria de Vivienda y Obras Públicas del Govern de Francesc Antich. Dicha creación costó 30.000 euros a las arcas públicas y tenía permiso para ser exhibida hasta octubre de 2010.
El pasado 19 de febrero, el vicepresidente del Consell, Joan Rotger, informó que la comisión de Patrimonio aprobó la ampliación de un proyecto de intervención en el coro de la Seu, unos trabajos que contemplan la retirada de la réplica del tornavoz que Antoni Gaudí creó para la Catedral. En el informe de la comisión de Patrimonio, los técnicos autorizaron la retirada del tornavoz porque contaba con la autorización para ser instalado durante el periodo de un año y aún no se había retirado. El restaurador y conservador Pere Terrassa Rigo fue el encargado de supervisar el desmontaje de la réplica de ocho metros del tornavoz de Gaudí. Anoche explicó que los trabajos duraron toda la jornada. Fue largo porque las dimensiones de la pieza y su altura obligaron a los operarios a instalar dos inmensos andamios. "El desmontaje fue aparatoso por las dimensiones de la pieza pero el trabajo fue perfecto. Estaba todo muy bien estudiado", detalló el restaurador. También concretó que se había protegido con espuma y tableros el púlpito de Juan de Salas para evitar que cualquier pequeño error pudiera dañar la instalación. Tras una larga jornada de desmontaje, la réplica de Gaudí salió de la Seu sin ningún contratiempo.
Pieza original
La pieza original diseñada por el arquitecto catalán ocupó su espacio en la columna del trono del Evangelio entre 1904 y 1971. En febrero de 2010, una réplica regresó al mismo lugar. En la inauguración de hace tres años, el anterior conseller de Vivienda y Obras Públicas, Jaume Carbonero, cuyo departamento sufragó el coste de la construcción, aseguró que el tornavoz no era solo un elemento ornamental, si no que tenía una función específica: amplificar la voz y hacer que se escuche hasta el final del templo. "Cuando el tornavoz vuelva a quitarse, veremos cómo habla el vacío que deja", afirmó en aquel entonces Carbonero. A partir de ahora, se puede comprobar dicho vacío ya que la Seu ha dicho adiós a la pieza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada