jueves, 10 de octubre de 2013

Los pabellones y el jardín de la Finca Güell y una iglesia de Cuenca, en una lista de patrimonio en peligro

 

EL IMPARCIAL 

Los pabellones y el jardín de la Finca Güell y una iglesia de Cuenca, en una lista de patrimonio en peligro

World Monuments Fund ha hecho pública este martes la lista de patrimonio en peligro que elabora todos los años. Para 2014, esta institución advierte sobre el estado de 67 sitios de 41 países, entre los que se encuentra España, donde llama la atención sobre los pabellones y el jardín de la Finca Güell, perteneciente a la Universidad de Barcelona, y la iglesia parroquial San Pedro Apóstol, en Buenache de Alarcón, Cuenca.
Los pabellones y el jardín de la Finca Güell, perteneciente a la Universidad de Barcelona y ubicada en Pedralbes, según informa a este periódico el Ayuntamiento de Barcelona, y la iglesia parroquial San Pedro Apóstol, en Buenache de Alarcón, Cuenca, han sido incluidos en la lista de enclaves culturales en peligro elaborada por World Monuments Fund, organización privada norteamericana.
En 2011, la agencia Efe informó de que la torre campanario de la iglesia parroquial San Pedro Apóstol se había desplomado dejando aún más en estado de ruina este templo de origen románico, que fue reformado en el siglo XVII.





La lista de WMF para 2014 incluye 67 sitios de 41 países. De Argentina ha sido incluida la iglesia y monasterio de Santa Catalina de Siena, en Buenos Aires; de Bélgica el Collégiale Sainte-Croix de Liège; de Egipto, Bayt al-Razzaz, en El Cairo; de Francia, las iglesia de Notre-Dame de Loreto en París; de Alemania, el alumbrado urbano de Berlín; de Italia, el centro histórico de L’Aquila y Venecia; de México, los Retablos de Los Altos de Chiapas, San Cristóbal de las Casas y Teopisca; de Perú, la capilla de la Virgen Concebida de Kuchuhuasi, en Cuzco; de Reino Unido, Battersea Power Station, en Londres; y en Estados Unidos, George Nakashima House, en Bucks County, Pennsylvania, entre otros.
Este listado se publica desde hace quince años con la intención de “llamar la atención internacional respecto del patrimonio cultural que se encuentra en riesgo”, según explica la propia organización, que justifica la inclusión de estos elementos de valor histórico y natural por tratarse de sitios amenazados por “negligencia, vandalismo, conflictos o desastres”.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada