lunes, 11 de noviembre de 2013

El director de la Cátedra Gaudí critica el "desenfoque" sobre el arquitecto


El director de la Cátedra Gaudí critica el "desenfoque" sobre el arquitecto Foto: Agencia EFE / © EFE 2013. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Terra

El director de la Cátedra Gaudí en la Universidad Politécnica de Cataluña, Jaume Sanmartí, ha considerado que la figura del arquitecto catalán está "fuera de foco" en la actualidad, debido a intereses que son "comprensibles", pero que él no comparte, marcados por la explotación turística de su obra.

Sanmartí ha hecho estas declaraciones a Efe tras participar en Logroño en la inauguración de la muestra "Antonio Gaudí", de la que es comisario y que indaga en las facetas menos conocidas de la vida del arquitecto y profundiza en sus obras más conocidas.

Se exhiben más se sesenta piezas, como dibujos, planos de algunos de sus proyectos menos conocidos, fotografías de su vida privada, muebles, maquetas, esculturas y azulejos originales de los utilizados por Gaudí en algunas obras.

Sanmartí cree necesario "poner a Gaudí en su sitio" porque, en su opinión, "en torno a él hay una leyenda, que mal no está, pero que no es exacta del todo y también es muy frívola y tópica".
Y esa leyenda es la que, según dice, ha hecho que a Gaudí le llegue "la ley del péndulo", que es pasar a ser un icono, "casi el único de Barcelona", después de que hace medio siglo era "un ignorado" y algunas de sus obras estaban "casi abandonadas".

Este cambio en el reconocimiento de Gaudí se fraguó en los años ochenta del pasado siglo, "cuando se produjo el 'boom' turístico de Barcelona", ha explicado Sanmartí, para quien es "ilógico" que, casi desde entonces, este arquitecto es "el único icono" de esta ciudad.

"Es indudable que Gaudí es una pieza importante en el diseño cultural y arquitectónico de Barcelona, pero no la única y, a veces, incluso, eclipsa al Modernismo en general y se olvida a personas como Ildefonso Cerdá, que es el responsable de la Barcelona moderna, del 'ensanche' de la ciudad", ha relatado.

Por ello, ha reivindicado "sitio para todos en el imaginario colectivo de Barcelona", ha añadido que "hay intereses comprensibles", que él no comparte, que han puesto a Gaudí "fuera de foco" y cree necesario "romper tópicos" en torno a su figura y dar su imagen "real", algo que pretende esta exposición.

El conocimiento sin tópicos ni leyendas permitirá que Gaudí no sea una moda y no cree que vaya a pasar de moda, pero ha recordado cuando la Pedrera estaba abandonada y de la que tomó fotografías que ahora "nos avergonzarían" por su estado.

Dentro de la obra de Gaudí, ha puntualizado, la Sagrada Familia es "un caso único, de muy difícil análisis" y la llegada a ella de "multitudes" contribuye a que los trabajos continúen e, incluso, que "se puedan acabar dentro del centenario de Gaudí", ya que el siglo de la muerte del arquitecto se cumplirá en 2026.

"La Sagrada Familia -ha dicho- tiene un propietario, la Iglesia, y un patronato que toma las decisiones sobre las obras" y cree que "los trabajos pueden terminar porque la financiación no peligra, aunque otra cosa es el tiempo que la junta se dé a si misma para concluir los accesos, que es lo más complicado".

Ha asumido que el patronato "no podrá respetar" el espíritu que Gaudí le hubiera dado a la Sagrada Familia porque "él trabajaba sobre la marcha y es imposible saber cómo hubiera continuado".


EFE - Agencia EFE 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada