jueves, 25 de diciembre de 2014

La Seu presenta su coro restaurado

 

Diari de Mallorca

Los trabajos han sido ejecutados por los restauradores Pere Terrassa y Francisca Coll - Mercè Gambús destaca el "excelente trabajo" de los expertos que ha permitido documentar la intervención de Antoni Gaudí en la catedral

 
18.12.2014 
Imagen general del coro de la Seu, ayer durante la presentación de los trabajos de restauración.
Imagen general del coro de la Seu, ayer durante la presentación de los trabajos de restauración.

La Seu ya luce la restauración de su coro, unos trabajos presentados ayer y que han permitido obtener nuevos datos históricos. Los restauradores Pere Terrassa y Francisca Coll (junto a sus respectivos equipos) han sido los artífices de esta misión que empezó en marzo de 2012 con el objetivo de encontrar nueva documentación sobre los criterios utilizados por Antoni Gaudí durante su intervención en la catedral.
La rehabilitación ha incluido los respaldos de la sillería, las tarimas y las policromías, entre las que destacan las pinturas de Josep Maria Jujol. Dos equipos han intervenido en estos trabajos de recuperación. El taller de Terrassa, Cent Bucranis, se ha centrado en las tribunas corales y los dos púlpitos mientras que Coll se ha especializado en la madera restaurando la sillería del coro.
La directora del Grupo de Conservación del Patrimonio Artístico y Religioso de la UIB, Mercè Gambús, detalló que la restauración presentada ayer formaba parte de un proyecto más amplio iniciado en 2009 con el objetivo de recuperar la obra de Gaudí en la catedral. Gambús resaltó que la rehabilitación del coro era la parte más amplia y la que tenía una importancia principal porque "el traslado del coro desde la nave central al presbiterio fue el desencadenante de la intervención de Gaudí en La Seu". "Era la obra más simbólica y, por ello, la dejamos en último lugar por el elevado nombre de elementos y materiales diversos que contenía", concretó. Los restauradores, explicó, se han encontrado con un abanico muy amplio de materiales, objetos y técnicas utilizadas en distintas épocas, lo que ha implicado revisar toda la historia de la catedral y ha dificultado su labor diaria.
Seis siglos
De todas formas, resumió que "el interés de esta obra es que se trata de una acumulación histórica que abarca desde el siglo XIV hasta la intervención en el siglo XX. "Esta rehabilitación supone reconocer la historia de este coro que ha durado seis siglos", resaltó. La historiadora del arte recordó que la primera sillería del coro consta de 1331 mientras que en 1497 hubo una segunda ampliación. El cierre del coro se produjo entre 1512 y 1536. Fue en el siglo XVIII cuando al tener que arreglar las bóvedas de la nave central, el coro se trasladó al presbiterio. Luego retornó a la nave central con sus consecuentes restauraciones. Fue en el siglo XX cuando con la intervención de Gaudí el coro retornó desde el centro de la nave mayor a su ubicación actual.
Gambús abundó en el "excelente trabajo" ejecutado por los restauradores Pere Terrassa y Francisca Coll. "Han hecho un esfuerzo para documentar la obra de Gaudí en esta época desde el punto de vista de las modificaciones realizadas. Gracias a su documentación se ha descubierto cuál era el proyecto de Gaudí en cuanto a la decoración de esta obra restaurada. También ha sido posible conocer datos de los cambios sufridos en distintas épocas históricas.
Por su parte, Pere Terrassa rememoró que la intervención de Gaudí empezó en 1904 y finalizó en 1915. "El coro estaba en el centro del templo y su idea era liberar La Seu del objeto de la nave mayor y, por ello, trasladó el coro y las tronas al presbiterio". "Gaudí tenía una manera de trabajar un tanto desordenada pero en el fondo era un restaurador porque tenía un especial interés en conservar todos los elementos". Gracias al trabajo de estos expertos, se ha conocido la manera de trabajar del arquitecto catalán. Primero distribuía todos los elementos. Así, gracias a las inscripciones descubiertas, "las piezas salían del coro antiguo con una distribución muy concreta", desveló Terrassa. Y si faltaba alguna pieza, el arquitecto catalán las reproducía. Gaudí, dijo Terrassa, trabajaba con una idea muy general, "no se entretenía con cosas pequeñas". Así se deduce de las anotaciones y dibujos arquitectónicos descubiertos durante las tareas de restauración. Otra de las novedades de la intervención de Gaudí en el traslado del coro central al coro del altar mayor fue la gran cantidad de injertos en piedra que se han descubierto. "Gaudí era un restaurador. Lo demuestra su interés por todos los elementos", reiteró Terrassa. Una de las conclusiones es que el arquitecto se adaptó al nuevo espacio y no tuvo problemas en reutilizar las piezas, por ejemplo, las que en un primer lugar pertenecían a la trona más grande y que luego se aplicaron a la pequeña. En la presentación de ayer, Francisca Coll también explicó a los asistentes en qué consistió sus trabajos de restauración de la sillería. Acto seguido, los dos restauradores protagonizaron una visita guiada por el coro de la catedral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada